Kaixo!
Hoy os traemos otra sesión de exterior. Los abuelos de Inar, regalan una pequeña sesión de fotos a todos sus nietos cuando cumplen el primer año y solemos dar un año de margen para poder realizarla. Estas fotos están realizadas en un rincón del pueblo donde no suele haber mucha gente y así estamos más tranquilo tanto nosotros como las familias que nos contratan.
Este pequeño bichito se portó como un campeón y logramos fotos como estas:

 

Si hay hermanos mayores, les invitamos a que se animen a salir en alguna foto, al igual que con los padres. Al fin y al cabo son parte de su vida y cuando sean mayores les gustará recordar los bonitos momentos que vivieron en familia.