Últimamente, todos los pequeñajos que pasan por el estudio son niños, unos niños que regalan sonrisas desde el primer hasta el último instante y si además le sumamos los enormes ojos oscuros que tiene Telmo, el reportaje es aún más intenso.
Telmo posó ante nuestras cámaras, con diferentes fondos y decorados, pero, lo que más le gusto sin duda alguna, fue descubrir el nuevo mundo de las pompas de jabón! Mirad sino la carita que tiene a partir de la tercera fotografía.

Telmo-35 Telmo-36 Telmo-103 Telmo-112 Telmo-116 Telmo-123 Telmo-127