No creo que haya palabras más significativas para ellas que, Ellas. Ellas son aire frío que respiras en ese invierno que crees no acabar nunca. Son de esas que sin estar, estan.
A veces son como el color de la primavera, que firman con luz que no van a abandonar y esconden sueños que vuelan como las hojas del otoño tras sus ojos.
Y todo ese sol que te hace sonreir cada verano…