En esta ocasión tenemos la posibilidad de conocer a mucha gente. Gente tan bonita y amable como la preciosa familia de Eneritz. La primera sesión la realizamos a domicilio por motivo del bautizo de la pequeña Ixel y ahora, unos meses más tarde, disfrutamos del buen tiempo para salir y tener unas fotos bonitas en familia. Estuvieron dispuestos a todo y fue una sesión de lo más entretenida.

Como os comentamos en esta entrada este ha sido el verano de las familias y estamos deseando enseñar todos los trabajos que estamos entregando.

Quiero reservar mi sesión