A principios de otoño, después de cambiar de día muchas veces nos juntamos cerca de la playa para capturar la complicidad de estos tres hermanos. Como el tiempo pasa volando y en nada los peques se hacen mayores, este tipo de recuerdo nos parece un regalo. Con el paso del tiempo les cuesta ser más naturales delante la cámara y aunque a principio todos se muestren tímidos, poquito a poco se sienten más cómodos y muestran su lado más espontáneo.

Como os comenté en el anterior post, durante varios meses no podré realizar sesiones ya que espero a mi segundo bebé, es por ello que os animamos a coger cita si queréis fotos durante los próximos meses. Espero que lo entendáis, ¡gracias!

Podéis reservas vuestra sesión escribiendo a goizargazkiak@gmail.com, info@goizargazkiak.com o a 618 667 980.