Guarda los buenos recuerdos para los malos momentos y escucha… Apuntate a la vida, a decir lo que sientes, a sentir lo que vales, a soñar lo que quieres, a hacer planes y a saber que te sobra con tener lo que tienes.