Hoy en día, en el que todo el mundo se saca sus selfies para compartirlos con sus contactos lo que menos nos piden son retratos de jóvenes y adolescentes. Aún así hay gente que se anima a ponerse delante de profesionales y tener fotos de más calidad y con los que podrán hacer cualquier ampliación o entrada en sus redes sociales.

Hace unos meses María recibió un vale para una sesión de fotos y la semana pasada, después de terminar sus estudios, quedamos para realizar un pequeño recuerdo de su juventud. Maria es una chica con mucha fuerza para posar y la que desprende dulzura al tratar con ella.
¡Fue un gran placer, guapa!

¿Alguien en la sala que se anime con este tipo de fotos? Estaremos encantados de captar vuestra personalidad.