Aunque el embarazo de Nerea no esté siendo fácil, la ilusión de ser mamá y las ganas que tiene de ver la carita de su niña hacen que todo sea más llevadero. La futura mamá solo quería un par de sencillas fotos como recuerdo de esta etapa y aquí los teneís.