Cuando nació Eki, uno de los regalos que le hicieron fue un vale para una sesión de fotos en nuestro estudio. Pasaron varios meses y conocimos a este gran bombón con ojos de chocolate que nos dejó imágenes como las que veis a continuación:


Precioso, ¿verdad?

Si tu también quieres fotos como estas, llámanos estaremos encantados de fotografiar a tu bebé.