Arantxa y Montse son una de las primeras personas que confiaron en mí cuando abrí la tienda y les tengo un aprecio especial. Por eso, cuando me pidieron que les hiciera otra sesión de fotos quería que fuese algo diferente a lo que ya habíamos hecho, a ver que os parece: