Hace tiempo que las sesiones de tiempo han cambiado. Ya no buscamos tanto mirar a cámara ni tampoco sonreír todo el rato para que salgamos “bien” en las fotos. Damos mucha más importancia a capturar momentos y guardarlos como tesoros hasta que volvamos a sacarlos y nos vuelvan a revivir esos instantes que pasamos juntos. ¿Nos os pasa lo mismo?
De alguna manera la sesión que hicimos con Eskarne y Jakes nos parece preciosa, la complicidad entre los dos hermanos fluye de manera natural y transmiten felicidad cuando están juntos.

Si estás interesado en una sesión de fotos escríbenos a goizargazkiak@gmail.com