Unax y Laia, la noche y el día. En la hora que estuvieron en nuestro estudio descubrimos que son unos niños completamente distintos e iguales a la vez. Laia, observaba todo en silencio mientras que Unax llenaba con su  charlatanería en silencio que dejaba su hermana, aún así si lo que Laia ve a su alrededor no le molesta y le convence empieza a enseñar el carácter que comparten ambos, puesto que como podréis ver en las fotos los dos son unos niños simpáticos, humildes y con buenísimo corazón.