Aitana es una niña tímida. Vino muy nerviosa al estudio pero cuando nos quedamos a solas y salimos a la calle me propuso un juego de palabras que fue como una sensación de alivio para ella. Como veréis, después de aquello todo fue coser y cantar aunque esta preciosa niña sale bonita de todas las maneras.